Admitámoslo. Cuando uno oye hablar de Escocia automáticamente piensa en Mel Gibson vestido de William Wallace en la ya mítica película ‘Braveheart’.

No obstante, Escocia no sólo es patria de aguerridos soldados, sino que nos ha dado algunas de las mentes más brillantes de los últimos siglos:

John Napier y sus logaritmos nos permiten usar facebook o un móvil hoy en día.

Adam Smith y su teoría de ‘la mano invisible’ defendieron por primera vez la actual economía de libre mercado.
Gracias a James Clerk Maxwell tenemos rayos X en los hospitales.

Mientras que Alexander Graham Bell y John Logie Baird nos dieron el teléfono y la televisión, respectivamente.
También la penicilina, la anestesia o el radar son ‘made in Scotland’… ¡además de Sherlock Holmes, Peter Pan y otras novelas por supuesto!

Queda demostrado que Escocia tiene una envidiable tradición científica, literaria y académica. No sorprende, por tanto, que las universidades escocesas se encuentren entre las mejores del mundo.

Estudiar (o investigar) en Escocia, ya sea la carrera, el máster o el doctorado, podría ser una de las mejores decisiones de tu vida.

He aquí una serie de razones para convencerte de estudiar en Escocia. (Si lo conseguimos, más abajo te explicamos como mandar tu solicitud):

Razones para estudiar en Escocia:

Cuestión de dinero: Precio de la universidad en Escocia

Aunque la universidad en Reino Unido es ligeramente más cara que en otros países de Europa, Escocia es una excepción a la regla. Estudiar aquí es más barato, e incluso gratis.

Si procedes de un país de la Unión Europea (UE) o el Espacio Económico Europeo (EEE), y vas a estudiar tu primer grado (carrera), ¡el gobierno escocés te paga la matrícula!

Ahorrar dinero

Tan sólo tendrás que preocuparte de los costes de vida (alojamiento, manutención, etc.). A pesar del Brexit, esto seguirá siendo así hasta nuevo aviso.

De no ser tu primer grado, el coste estándar de las matrículas asciende a 1.820 libras (unos 2.000 euros actualmente), lo cual no se aleja demasiado de las cifras españolas, por ejemplo.

Los estudiantes de fuera de la UE o el EEE tendrán que pagar hasta 9.000 libras, sea o no su primer grado, lo cual supone una diferencia más que considerable.

En ocasiones muy puntuales, la Student Awards Agency for Scotland (SAAS), la agencia escocesa de becas estudiantiles, también ofrece ayudas para estudiantes (casi exclusivamente para los británicos) provenientes de minorías étnicas, situaciones personales difíciles o discapacidad.

A nivel de máster y posteriores (estudios de posgrado, doctorado o investigación), el SAAS ofrece préstamos a un muy bajo interés y que podrás empezar a pagar una vez dispongas de los recursos para hacerlo.

La tasa de devolución es ajustada por el individuo, pudiendo llegar a pagarse en cómodos plazos de hasta 5 libras mensuales (aunque hay que vigilar los intereses, claro).

Élite académica: alto nivel de las universidades en Escocia

Campus universidad de Edimburgo
Una de las facultades de la Universidad de Edimburgo

Si eliges Escocia, estudiarás en alguna de las mejores universidades del mundo.

Aunque los rankings nunca reflejan la realidad educativa de la universidades, lo cierto es que varios rankings sobre educación superior, posicionan a universidades como las de Edimburgo, Glasgow o St. Andrew’s como verdaderas potencias educativas.

QS Ranking, por ejemplo, sitúa la Universidad de Edimburgo entre las 20 mejores del mundo, mientras que posiciona a Glasgow o St. Andrew’s entre las 50 mejores a nivel mundial en ciencias y humanidades, respectivamente. Todas están dentro del 1% global.

Por su parte, el ranking realizado cada año por el prestigioso periódico británico The Times sitúa a la Universidad de Edimburgo como la sexta mejor de Reino Unido, a la de Glasgow como la décima, y a St. Andrew’s en vigésima posición.

Junto a estas tres grandes universidades existen otras doce repartidas por toda Escocia, lo cual te garantiza encontrar un curso que se adapte a tus preferencias.

Ahora que vemos que hay buenas razones para plantearse estudiar en Escocia, veamos cómo es la enseñanza aquí.

Cómo es la enseñanza en Escocia

1) Grados muy flexibles

A diferencia de muchas universidades en el continente, las universidades y centros de educación superior escoceses te permiten escoger entre un gran abanico de opciones y modalidades de estudio.

Tienes cerca de 4.500 cursos diferentes en más de 150 disciplinas para escoger a nivel de grado o posgrado. Además, se ofertan numerosos cursos basados en investigación, disponibles tanto en campus como online, y en materias tan dispares como historia, arquitectura, derecho internacional, estudios orientales o ciencias de la información.

Por si fuera poco, también puedes decidir cómo quieres estudiar. No todos nos adaptamos igual de bien a exámenes, trabajos y exposiciones; así es que las universidades escocesas permiten un alto grado de libertad para escoger cómo quieres ser evaluado/a (dentro de ciertos márgenes, claro).

2) Duración  de la carrera igual a la media europea

Las carreras son más largas que en Inglaterra, duran 4 años. Muchos jóvenes recelan de los meros 3 años que duran las carreras en Inglaterra o Gales.

Esto ocurre sobre todo a la hora de convalidar estudios, algo muchas veces imprescindible para presentarse a oposiciones y algunos puestos laborales.

 

Pese a que estos miedos son comprensibles, las convalidaciones no deberían preocuparnos (al menos a los europeos): Reino Unido no deja de pertenecer al Espacio de Educación Superior Europeo.

Universidad de Glasgow
Universidad de Glasgow

3) Investigación en la universidad de primera calidad

Escocia produce investigación de primera calidad a nivel mundial. Sobre todo si ya has terminado la carrera y estás buscando máster, doctorado o post-doc; te interesará saber que la universidades y centros de investigación escoceses producen algunos de los mejores artículos de investigación a nivel global.

Ideas e investigación

Cualitativamente, por ejemplo, la Universidad de Edimburgo se sitúa en cuarta posición por su poder de investigación, especialmente en el campo de la medicina, su disciplina más renombrada.

Cuantitativamente, sirva decir que los estudiantes escoceses producen más artículos de investigación por cada 10.000 habitantes que cualquier otro país del mundo (aunque es cierto que la baja población escocesa ayuda en ese cálculo).

4) Tradición universitaria

Alguna de las universidades más antiguas de Reino Unido son escocesas. St Andrew’s fue fundada en 1413, lo que la convierte en la tercera universidad más antigua del Reino Unido tras Oxford y Cambridge. La Universidad de Glasgow se sitúa en cuarta posición, remontándose a 1451; Aberdeen es la quinta (1495). Edimburgo, sorprendentemente, toma la sexta posición nacional, siendo fundada en 1582.

5) Ambiente multicultural en las clases

Estudiantes

Estudiarás en alguna de las universidades más multiculturales del Reino Unido. Los no-británicos suponen el 21% de estudiantes, de entre los cuales el 9% proviene de la UE y el restante 12% del resto del mundo aproximadamente.

6) Ventajas al graduarse en Escocia

Tendrás un sueldo inicial más alto que tras graduarte en muchas universidades de Inglaterra o Europa. La ‘empleabilidad’, o condición de que te ofrezcan fácilmente un trabajo, está en el ADN de la educación escocesa.

Según numerosos estudios, los graduados de universidades escocesas tienen una mayor posibilidad de encontrar trabajo en los 6 primeros meses tras graduarse.

Contratación de personal

Además, tienen más posibilidades de disfrutar de sueldos iniciales más altos (entre las 12.000 y 18.000 libras anuales, unos 13.700 o 20.500 euros, cerca de 1100-1700 euros al mes).

7) Coste de vida para el estudiante

El coste de vida es más bajo que en Inglaterra, la gran competidora en el campo de la educación superior.

El alquiler de un piso de 2 habitaciones cuesta 640 libras mensuales de media, frente a los 500-700 libras por habitación de Londres, o las 750 libras por piso de media en el resto de Inglaterra (grandes ciudades).

Además, Escocia sabe que gran parte de su economía depende de los estudiantes, y estos disfrutan de todo tipo de descuentos en diferentes negocios.

8) Entorno para aprender inmejorable

El país entero es tu campus, lo cual no es baladí si estudias arqueología, historia o biología, entre otras. Yendo más allá de la claustrofobia de cuatro paredes, y en ocasiones de manera obligada por los requisitos de la investigación, las universidades escocesas aprovechan su entorno privilegiado para su docencia.

Tierras Altas de Escocia

Desde sitios arqueológicos en Orkney, a centros marinos en las islas Shetland o Argyll, los propios paisajes de Escocia se convierten en lugares de estudio e investigación.

9) Cultura artística

Si lo tuyo son las artes, la música o el teatro, vivir en Escocia te facilita acudir al Festival de Edimburgo. Aunque extremadamente competitivo, y sobre todo orientado a los angloparlantes, el Festival de Edimburgo es una oportunidad única para estudiantes de diversas disciplinas artísticas.

No sólo podréis daros a conocer ante un público y sector muy dinámicos, sino que podréis optar a numerosas prácticas laborales que os servirán de privilegiado puente hacia el mundo laboral.

10) Cultura literaria

Si por el contrario tu pasión son las letras, te recordamos que Escocia ha visto nacer a grandes escritores y novelas, algunas de las cuales han marcado generaciones enteras.

Inspiración literaria

Harry Potter, obra de J.K. Rowling, es quizá el más famoso ejemplo, pero Escocia también nos ha dado al genial investigador Sherlock Holmes (Arthur Conan Doyle), o la inigualable historia de la Isla del Tesoro (Robert Louis Stevenson).

Consecuentemente, los departamentos de literatura e idiomas de la universidades escocesas se hayan entre los más reputados del país, ¡su ingreso en uno de ellos es altamente codiciado!

11) Aristocracia en las aulas

Finalmente, y si lo que estás buscando es una educación digna de la realeza, te recordamos que la pareja real más de moda, los duques de Cambridge, William y Kate, se conocieron mientras ambos estudiaban la carrera en la Universidad de Saint Andrew’s 🙂

 

¿Te hemos convencido para estudiar en Escocia? ¡Hora de echar la solicitud o ‘application’!

Cómo solicitar el acceso a la universidad en  Escocia

Existen dos maneras de acceder a las universidades y centros de educación superior escoceses.

Estos dependen del nivel educativo que estés buscando, sea un grado, máster o doctorado (y posteriores).

En el primer caso, cuando busquemos realizar estudios de grado, hemos de dirigirnos al Universities and Colleges Admissions Service, o ‘UCAS’, como es conocido coloquialmente.

Para estudios de máster, doctorado y posteriores tendrás que dirigirte directamente a la web de la universidad o centro de tu elección.

A continuación una serie de pasos que no puedes saltarte de ningún modo durante tu solicitud:

         1- Cumple con la “deadline”

Mira bien las ‘application deadlines’ o fechas límite de solicitud. Para algunos cursos y universidades (como medicina, odontología o las universidades de Oxford y Cambridge), has de presentar tu solicitud antes de mediados de octubre del año anterior al comienzo de curso.

Aquí puedes consultar las fechas más importantes cada año. El 15 de enero suele ser la fecha límite para estudiantes de la UE y el EEE, mientras que los estudiantes del resto del mundo pueden echar su solicitud hasta el 30 de junio.

          2-  Regístrate en UCAS.

Ten cuidado de meter bien todos los datos, ¡especialmente en lo referente a los dos apellidos que usamos los hispano-hablantes!

          3-  Encuentra una carrera/curso a tu medida.

Esto implica que deberás dedicarle su tiempo a sopesar alternativas, rankings, ubicaciones, costes de vida, etc. Hay varios localizadores de carreras/cursos, así como buenos consejos para ayudarte en tu elección. Una vez identificadas tus preferidas, anota su código UCAS, tanto el de la carrera como el de la universidad.

         4- Rellena el formulario de solicitud en UCAS

Cada formulario te permite realizar 5 solicitudes diferentes, como un revólver, tienes 5 tiros. Puedes elegir 5 carreras en 5 universidades distintas o dentro de la misma. Es tu elección. La tasa de la solicitud es de 24 libras por 5 alternativas, o 13 libras por una sola opción.

Importante: como parte de la solicitud debes redactar una carta de presentación (personal statement). Ésta es común para todas tus opciones, así que deberás ser inteligente y encontrar el modo de explicar a esas 5 universidades por qué deberían elegirte.

Además, como parte de la solicitud, muchas universidades podrán pedir que redactes breves ensayos e incluso realices algún examen y/o entrevista para ellas.

       5-  Envía tu solicitud y espera a los resultados

Esto puede llevar un buen tiempo, y es que miles de estudiantes intentan cada año hacerse con una plaza en alguna de las universidades del Reino Unido.

Una vez recibas la contestación de las universidades, deberás tener en cuenta los requisitos adicionales que éstas te puedan pedir (como por ejemplo conseguir un determinado título de inglés como condición para ofrecerte plaza).

Deseamos sinceramente que esta breve introducción al mundo universitario escocés te haya resultado útil. ¡Te esperamos por aquí!

Author

Bilbaíno de nacimiento, pero escocés por adopción. Soy un apasionado de la Historia en general y de Escocia en particular, Ahora tengo la suerte de poder dedicarme a contarla en Edimburgo como guía turístico, en mi propia empresa :)

Write A Comment