Hoy nos adentraremos en lo que fue el antiguo centro de Glasgow, donde descubriremos los orígenes medievales de la ciudad.

En el East End, presente y futuro se entremezclan, creando una combinación que sorprenderá al visitante.

Aunque no suele ser el barrio másfrecuentado por turistas, esconde lugares muy característicos de la ciudad como son: su parque más antiguo, el mercado de segunda mano más famoso o atractivas fábricas de cerveza artesana.

Si eres de esas personas que le gustan perderse y conocer la verdadera esencia de las ciudad, te recomendamos que visites este característico barrio de Glasgow.

El  tour gratis de Glasgow es una excelente opción para conocer la ciudad. ¡Lo puedes reservar ahora  desde freetourglasgow!

¿Qué ver en el East End?

Comenzaremos nuestro paseo por el East End en el edificio más antiguo de la ciudad: La Catedral de San Mungo.

Pero para ponerte en contexto nos gustaría darte unas pinceladas históricas sobre cómo nació la ciudad.

¿Cuándo se fundó Glasgow?

El origen de la ciudad se remonta al siglo VI.

El joven misionero escocés Kentigern llegó al río Clyde con intención de cristianizar a la población

Llamó al lugar « Glasgu » que significa “querido y verde lugar”. En él estableció una iglesia, constituyendo la zona como un centro religioso. Fue una persona muy respetada y admirada en todos los alrededores.

Con el tiempo se ganó el nombre de San Mungo, que significaría algo así como « mí querido amigo » en gaélico. San Mungo es el patrón de la ciudad, y el escudo de Glasgow se basa en su leyenda.

Fue en el siglo XII cuando le fue concedido a Glasgow su actual estatus de ciudad, en gran parte por la relevancia de su patrón. En el año 1119 se construyó la Catedral en el lugar en el que San Mungo levantó la primera iglesia.

Catedral de San Mungo

La entrada a la catedral de San Mungo es gratuita. El edificio es un muy buen  ejemplo de arquitectura gótica, dotada de un oscuro e imponente interior que evoca al poderío medieval.

La capilla de St Mungo es la única que sobrevivió a la reforma de 1560, al ser tan querido por los habitantes de Glasgow y defenderla vehemente. Además, la catedral ha logrado no sucumbir ante varios fuegos.

Catedral de Glasgow
Catedral de Glasgow

De su interior llaman la atención sus bonitas vidrieras y la cripta que alberga el sepulcro del fundador de la ciudad, a la que se accede por una escalera. Si queréis saber más acerca de la Catedral, podéis uniros al Free Tour de Glasgow.

En frente de la Catedral nos encontraremos dos edificios que también pertenecen al Glasgow medieval:

-Museo de San Mungo

El Museo de San MungoEstá instalado en una reconstrucción de lo que fue el palacio episcopal erigido, en su día, en frente de la Catedral. Es un museo dedicado a las diferentes religiones del mundo.

-Provand´s Lordship

Junto al museo de St Mungo se encuentra la vivienda más antigua de Glasgow, Provand´s Lordship.
Un ejemplo de arquitectura doméstica escocesa construida en 1471 como casa parroquial.

Provand´s Lordship Glasgow
Provand´s Lordship Glasgow

En su interior podemos observar cómo vivían las clases acomodadas de la época medieval. Merece la pena visitar su mágico jardín situado en la parte trasera.

Una vez hemos conocido los orígenes medievales de la ciudad, cruzaremos de nuevo la calle para adentrarnos en la Necrópolis.

Situada en la colina que hay detrás de la Catedral, accederemos a la misma cruzando por el « Puente de los suspiros ».

Necrópolis de Glasgow

Inspirada en el cementerio de Père-La Chaise de París, la Necrópolis fue construida cuando Glasgow era la « Segunda Ciudad del Imperio ».

Cuenta con unos 3.500 monumentos, algunos de ellos diseñados por los principales arquitectos y escultores de la época. La influencia victoriana es notable en los ornamentados mausoleos de los potentados locales.

Con una extensión de 15 hectáreas se trata de un cementerio- jardín multireligioso en el que hay enterradas 50.000 personas, tanto judías como cristianas.

Merece la pena subir hasta su parte más alta para contemplar las espectaculares vistas de la ciudad.

Necropolis Glasgow
Vistas de la Necrópolis de Glasgow

Si te gustaría conocer con más detalles la historia de este cementerio-jardín puedes contratar una visita guiada en inglés mediante la web amigos de la Necrópolis de Glasgow.

Dejamos atrás la Catedral y la Necrópolis y bajamos por por la que en su día fue una de las principales calles de la ciudad Medieval: High Street.

High Street de Glasgow

Según desciendes por la calle quizás te llame la atención el grafitti que hay en una de las paredes. Esta preciosa pintura mural está dedicada al patrón de Glasgow, San Mungo, como mencionamos anteriormente.

Continuamos hasta el final de la calle. En la intersección de High street con Trongate y Salt Market, encontrarás  el Toolbooth Steeple.

High Street Glasgow

 

 Toolbooth Steeple

Este campanario de siete pisos formaba parte de la prisión de la ciudad.

Demolida cuando la ciudad se expandió hacia el oeste, la prisión era el edificio donde brujas, ladrones y asesinos fueron reclusados, para ser posteriormente castigados.

Dejamos el ambiente medieval y antiguo de la High Street para, a continuación girar por la calle a la izquierda.

Música en el East End: Barrowland Ballroom

A pocos metros  de High Street nos encontraremos con el parque Barrowland Park. Debe su nombre en honor a la famosa sala de conciertos Barrowland Ballroom, situada en las proximidades.

El parque alberga un colorido mural con los nombres de los grupos que han tocado en la vecina sala de conciertos.

Barrowland Park Glasgow

El Barrowland Ballon es uno de los principales locales del pop-rock de Glasgow. Siendo famoso por su excelente acústica, por su escenario han pasado famosos grupos y artistas como Oasis, Metallica, Green Day o David Bowie. A día de hoy sigue siendo un lugar ideal para disfrutar de conciertos de todo tipo.

Cambiamosa hora la buena música por las compras, ya que en el East End podemos hacer de todo.

Nuestra próxima parada es en uno de los lugares más auténticos de la ciudad: The Barras.

Compras en el East End: The Barras

The Barras es el mercado de fin de semana más popular de la ciudad.

Tiene cierto aire al rastro de Madrid, aunque a decir verdad parece un lugar sacado de la película de Trainspotting.

En este destartalado, excéntrico (y a veces ligeramente intimidante) mercado puedes encontrar todo tipo de gangas y objetos bizarros. Desde un nenuco, pasando por productos de tabaco de dudosa procedencia o un kilt de segunda mano.

Si eres de los que le gusta la ropa vintage, los artículos retro y las antigüedades no puedes perderte el mercadillo que se organiza el último domingo de cada mes en el moderno Barras Art and Design (BAaD)*, próximo al mercado original.

La idea de este nuevo mercado es alentar a los visitantes a pasar tiempo en la zona. Forma parte del plan del ayuntamiento para regenerar el área e insuflarle vida.

También alberga uno de los mejores restaurantes de marisco de la ciudad: A’Challtainn Fish Restaurant & Bar.

Cerca de finalizar el paseo por el East End, no debemos olvidarnos de visitar su rincón más natural: Glasgow Green.

Glasgow Green

Es el parque más antiguo de la ciudad, situado alrededor del río Clyde. En él se celebran eventos a lo largo de todo el año.

En el interior del parque destaca el conocido People´s Place, un edificio de recios sillares anaranjados que contiene un impresionante museo de la historia social de la Ciudad.

Recomendable visitar el anexo Winter Gardens, un invernadero de plantas tropicales siendo un lugar ideal para tomar un café.

Seguro que al entrar al museo te llamará la atención la fuente situada justo enfrente. Se trata de la famosa: Doulton Fountain.

Fuente Doulton
Fuente Doulton en Glasgow Green

Es la fuente de terracota más grande del mundo dedicada al Imperio Británico victoriano, que junto con el Arco de McLennan constituyen dos de los atractivos del parque.

Arco Mclennan Glasgow
Arco de McLennan al anochecer

En este recorrido hemos visto muchas cosas. Después del intenso paseo por el East End quizás tengas ganas de descansar, y que mejor forma de hacerlo que con una pinta de cerveza artesana escocesa.

Fábricas de cerveza del East End

Para disfrutar de la cerveza no vas a tener que irte muy lejos, tan solo deberás cruzar al otro lado de la fuente donde se encuentra la fábrica de cerveza West.

Está alojada en uno de los edificios más emblemáticos del parque: el Templeton, inspirado en el Palacio Ducal de Venecia.

Templeton bar Glasgow

El edificio cuenta con uno de los mejores Beer gardens de la ciudad.

Los recorridos que hacen por la fábrica terminan con una degustación de cervezas de trigo artesanales. Así que si eres amante de este tipo de cerveza, no dudes en pasarte por aquí.

Además de la fábrica de West en el East End también se encuentran otras dos fábricas de conocidas cervezas escocesas: Tennent´s Wellpark Brewery y Drygate Brewery.

Tennent´s Wellpark Brewery

Sede de una de las cervezas favoritas de Escocia, también ofrece la posibilidad de hacer una ruta turística por la fábrica.

Drygate Brewery

Fue la primera fábrica de cerveza experimental de Reino Unido. En ella puedes disfrutar de monólogos, música en vivo o mercados dominicales.

West Brewery Glasgow

Esperemos que este artículo te anime a adentrarte y descubrir el West End de Glasgow y disfrutes de la ciudad tanto como nosotros 🙂

Si quieres descubrir el resto de barrios de Glasgow puedes consultar nuestras otras guías.

Author

Madrileña de nacimiento y Glaswegian de adopción, siempre en busca de los mejores rincones de la ciudad :) Enamorada de Escocia, adicta a viajar y conocer lugares nuevos.

Write A Comment