Guide de voyage de Glasgow

GUÍA DEL WEST END, UNO DE LOS RINCONES MÁS BONITOS DE GLASGOW

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

Hoy nos adentraremos en uno de los barrios con más encanto de la ciudad: el West End de Glasgow. Un lugar que debería ser visita obligatoria en tu viaje a la mayor ciudad de Escocia, ¡sigue leyendo para descubrir por qué!

Con cierto aire estudiantil, el West End es considerado el barrio más bohemio de la ciudad. En él encontrarás su antigua universidad, el museo más visitado de Escocia y preciosos parques y zonas verdes.

Además de edificios históricos, este barrio surgido a orillas del río Kelvin, esconde algunas de las calles más bonitas de Glasgow. En ellas se encuentran algunos de los bares y cafés más populares. ¿Nos acompañas a descubrirlo?

¿QUÉ VER EN EL WEST END?

Cómo llegar:

La vía más rápida para llegar desde el Centro al West End es el metro. Puedes cogerlo en St Enoch o Buchanan Street hasta la parada de Hill Head (situada en Byres Road). ¡Solo tardarás 10 minutos!.

Comenzaremos nuestra visita por el West End en uno de los jardines más bonitos de la ciudad.

JARDÍN BOTÁNICO DE GLASGOW

Dirección: 730, Great Western Road. Entrada gratuita. Horario: 10.00-18.00 verano,16.15 invierno.

Jardin botanico de glasgow

Rodeado por una frondosa arboleda y jardines llenos de flores se encuentra Kibble Palace, uno de los invernaderos más grandes del país.

Se trata de una estructura victoriana de hierro y cristal que contiene una sorprendente colección de plantas tropicales. Kibble Palace es un sitio ideal para dar un paseo tranquilo.

Las plantas del edificio, entre las que se encuentra una importante colección de helechos y palmeras, se alternan con finas figuras de mármol ofreciendo un ambiente de lo más acogedor.

Durante los meses de primavera y verano el entorno del parque es perfecto para un picnic. Además durante esos meses se organizan diferentes festivales y eventos que puedes consultar aquí.

Al salir del Jardín Botánico por su puerta principal, en Great Western Road, quizás te llame la atención el edificio que tienes enfrente. Se trata de Òran Mór, la antigua iglesia parroquial del Kelvinside reconvertida en teatro, restaurante y bar nocturno.

Su buena acústica hace de él una estupenda sala de conciertos por la que desfilan cada mes diferentes artistas. Puedes ver la programación de Òran Mór en su página web.

Dejando la antigua iglesia a nuestra izquierda continuaremos nuestro recorrido por una de las calles principales: Byres Road.

Muy cerca de aquí en una Bocacalle se esconde una de las « lanes » (calles) más características del West End.

ASHTON LANE

Ashton lane en glasgow

Ashton lane es una pintoresca calle adoquinada, adornada con luces, que alberga numerosos bares y restaurantes. Destaca el famoso Ubiquitous Chip, uno de los restaurantes más conocidos de Glasgow. O el recién inaugurado Innis & Gunn Beer Kitchen, donde se puede disfrutar de una amplia variedad de cervezas artesanas.

Además de Aston Lane también te recomendamos que visites sus lanes vecinas: Creswell Lane y Dowanside Lane; donde encontrarás desde una galería de arte, pasando por un salón de té vintage a tiendas independientes de lo más bohemio. Perderte por ellas te hará descubrir la verdadera esencia del West End de Glasgow.

A cinco minutos caminando de sus famosas Lanes se encuentra la cuarta universidad más antigua de habla inglesa del mundo.

UNIVERSIDAD DE GLASGOW

Dotados de cierto aire “mágico” su imponente edificio de arenisca y su claustro de estilo gótico parecen sacados de una película de Harry Potter.

Universidad de Glasgow

Y es que, como se cuenta en el free tour de Glasgow, fue una de las candidatas para ser escenario de alguna de las películas de la saga.

La universidad data de mediados del siglo XV y es la segunda más antigua de Escocia después de la de Saint Andrews.

MUSEOS DE LA UNIVERSIDAD

Alojado en uno de los edificios de la universidad se encuentra un museo de lo más curioso: El Hunterian.
En él, esqueletos de dinosaurio comparten espacio con vasijas halladas en yacimientos antiguos o animales con alucinantes deformaciones en botes de formol.

Se trata de la colección de William Hunter, quien fue un antiguo alumno que ejercía como anatomista y físico.

Frente al Hunterian Museum se encuentra la Hunterian Art Galery, un museo que recoge obras de importantes pintores escoceses como los Glasgow boys.

Si además de la historia eres amante de la arquitectura, no puedes perderte la Mackintosh House, una reconstrucción de la primera casa del arquitecto Chales Mackintosh.

Puedes visitar su impresionante interior en uno de los circuitos guiados que comienzan cada media hora.

Interior de la universidad de glasgow
Interior de la universidad de Glasgow

KELVINGROVE PARK

Próximo a la universidad se encuentra: Kelvingrove Park, uno de los parques públicos más conocidos de la ciudad al que da nombre el río que lo atraviesa.

Si tienes tiempo y el clima acompaña, es un lugar ideal para disfrutar de un paseo junto al río mientras escuchas el sonido de los pájaros y te cruzas con alguna ardilla despistada.

En un extremo del parque, situado en frente de la universidad, nos encontramos el museo más visitado de Escocia después del Nacional.

KELVINGROVE MUSEUM

Dirección: Argyle Street. Entrada gratuita. Horario: 10.00-17.00 lu-ju y sa, 11.00-17.00 vi y do.

Museo Kelvingrove

Este majestuoso edificio de estilo Victoriano a orillas del río Kelvin, contiene una desconcertante variedad de exposiciones.

Puedes acceder a él desde su entrada principal por Kelvingrove Park o desde Argyle Street.

Los Glaswegian cuentan que el edificio debía haberse construido orientado hacía el río en lugar de hacia Argyle Street, por lo que uno de los arquitectos al darse cuenta del error,  se tiró de su torre más alta.

Museo Kelvingrove en el west end de Glasgow
Entrada trasera al museo Kelvingrove

Esta historia, que muchos hemos dado por válida desde que nos la contaron, no es más que una broma local por el hecho de que la mayoría de los visitantes deciden acceder al museo por su parte trasera, en lugar de hacerlo por la principal.

El Kelvingrove museum, es considerado por muchos la mayor atracción turística de Glasgow. En el museo se entremezcla pintura con escultura e historia natural.

De su interior destacan multitud de cosas. El magnífico Cristo de San Juan de la Cruz de Salvador Dalí, por ejemplo. O el avión Spitfire LA198, toda una leyenda voladora en el Reino Unido. También llama la atención la exposición de animales disecados capitaneada por Roger, el elefante que murió por un disparo durante su estancia en el zoo de Glasgow.

ConsejoSi visitas el museo en una hora cercana al Lunch te recomendamos que te quedes a escuchar el concierto en directo que ofrece el organista. Además de ser gratis, será todo un placer para tus oídos.

BARRIO DE PATRICK EN GLASGOW

Terminamos nuestro recorrido por el West End invitándote a que te adentres un poco más hacia el oeste, en el que ha sido catalogado como uno de los barrios más hipsters del Reino Unido: Partick.

Calle del west end de glasgow

Este barrio ha sido elogiado por restaurantes y cafeterías como el Meadow Road Coffee, un acogedor local con cierto aire indie en el que puedes reponer fuerzas tras tu paseo por el West End de Glasgow.

Si por el contrario te apetece disfrutar de una refrescante pinta de cerveza, te recomiendo visitar uno de mis bares favoritos en Glasgow: Inn Deep.

Inn Deep está situado no muy lejos del museo, al final del Kelvingrove Park.

En él podrás degustar ricas cervezas artesanas sentado en una de sus meses a orillas del río Kelvin. O, en caso de lluvia, podrás hacerlo en el salón-cueva que tiene al lado.

Y para ti, ¿Cuál es tu lugar favorito del West End?, ¡No olvides dejárnoslo en los comentarios!

Extra: Como pasear y tomar algo quizás os abra el apetito, os dejamos esta guía sobre donde comer. El West End también es conocido por albergar algunos de los mejores restaurantes de la ciudad, por lo que toca mencionar algunos de los más populares.

DONDE COMER EN EL WEST END DE GLASGOW

Ubiquitous Chip

“La patata omnipresente”, como significa su nombre en inglés, es uno de los restaurantes más antiguos de Glasgow. Su repertorio está inspirado en la comida tradicional de las abuelas escocesas.

Se creó con el objetivo de fomentar la cocina local y con el paso de los años se ha convertido en uno de los mejores lugares para comer en la ciudad.

Conocidos por emplear productos locales de temporada, su patio interior en el que conviven diferentes tipos de plantas junto a un estanque otorga al lugar cierto aire mágico.

De entre sus especialidades destacan los Haggis, la lubina, el filete de ternera Aberdeen Angus o el helado de avena.

Consejo: El precio de la carta del restaurante es alto, por eso si buscas algo más económico te recomendamos probar la Brasserie situada en la planta superior.

Hanoi Bike

En una de las calles del West End se encuentra esta cantina Vietnamita, conocida por su cocina creativa y su tofu casero.

Hanoi bike glasgow

Decorada con ruedas de bici y lámparas multicolor, este restaurante anima a los visitantes a compartir entre dos los diferentes platos de su carta. Y es que en Hanoi Bike no hay platos principales ni entrantes, sino que la comida llega cuando está lista.

En él también podrás disfrutar de cervezas vietnamitas de importación como la Hue Lager. Entre sus platos más populares se encuentra las “prawn crakers” con salsa de crema de cacahuete, los rollitos de verano y los pho noodels.

Stravaigin

Situado en Gibson Street, muy cerca de Kelvingrove park, ofrece comida tradicional escocesa con un toque moderno.

Durante los fines de semana es un lugar ideal para disfrutar de un brunch al más puro estilo escocés ¡muy recomendable!. También son conocidos sus haggies, neeps & tatties, trucha escalfada o la sopa de mejillones.

El local ofrece tanto cafetería como restaurante. Sus paredes de piedra junto con las vigas de madera y las escaleras de hierro decoradas con pequeñas luces, otorgan al lugar un aspecto de lo más bucólico.

Modern India

Es un restaurante ideal para los amantes del curry. El local, con cierto aspecto antiguo, se distribuye en tres pisos. Tal vez en apariencia no se trate de un sitio muy “cool”, pero ha sido un referente de la comida india en Glasgow durante años.

Por regla general las raciones son abundantes. Optan por un tipo de comida saludable mezclando sabores hindúes con un toque escocés.

Podrás disfrutar de platos como el haddoc al horno con especias, dosas de pollo y ajo con chili o cordero indio asado.

Además si te quedas con ganas de conocer las recetas de cada plato,  Modern India ha sacado su propio libro de recetas en el que te explica la fórmula paso a paso.

Òran Mór Brasserie

En esta antigua iglesia reconvertida en bar-restaurante también puedes disfrutar de la comida tradicional escocesa.
La carta comprende desde hamburguesas hasta platos más elaborados, además de menús especiales de dos platos para la cena.

Si quieres probar un plan diferente, tenemos algo que proponerte. De lunes a sábado durante la hora del lunch puedes asistir a su conocido espectáculo “a play, a pie and a paint”. Traducido al castellano significa: “Una obra, un pastel y una pinta”. En Òran Mór podrás ver una obra de teatro mientras te tomas una pinta, acompañada de un pastel. No tiene más misterio, ¡ni falta que le hace!

Cercano al West End en la zona de Finnieston, también se encuentran otros  restaurantes a destacar.Two Fat Ladies at The Buttery y The Finnieston conocidos por sus excelentes platos de marisco. También The Gannet un local con cierto aire minimalista que ofrece comida escocesa contemporánea.

¡Qué aproveche!

¿Y para ti cual es tu restaurante favorito del West End? Cuéntanoslo en los comentarios y ayúdanos a hacer la lista más larga 🙂

Madrileña de nacimiento y Glaswegian de adopción, siempre en busca de los mejores rincones de la ciudad :) Enamorada de Escocia, adicta a viajar y conocer lugares nuevos.

Write A Comment