Edimburgo es una ciudad muy especial.  Su belleza no pasa desapercibida para nadie, y tiene además un extraño toque fantasmagórico que la hace única. Edificios grises, un ambiente lúgubre, cementerios que parecen estar encantados y una historia cruda, entre otras cosas, hacen que Edimburgo sea Edimburgo. Aprovechando esta atmósfera oscura de la ciudad, empezó a hacerse muy popular el tour de fantasmas en la capital de Escocia. Para explicar un poco en qué consiste el tour gratis de fantasmas, aquí os dejamos algunas de nuestras historias favoritas: Resucitadores: Edimburgo antiguamente poco tenía que ver con la segura ciudad que es…