Desde el primer momento que se empiece a planear un viaje a Edimburgo, se escuchará la recomendación de hacer una ruta por las Highlands.

Las Highlands son esas Tierras Altas con unos paisajes increíbles, adornados por verdes bosques, enormes lagos y muchísimas montañas,  que cautivan a todos los viajeros.

¡Una ruta de este estilo es el complemento perfecto con el free tour de Edimburgo!

Pero hay quien por falta de tiempo u otro motivo se queda sin ver esto. Sin embargo tenemos buenas noticias, los que queráis ver lagos y montañas en Edimburgo, lo podéis hacer. ¡Y sin iros demasiado lejos del centro!

Os enseñaremos una de las rutas más bonitas que hay en la capital de Escocia. Además ,os ahorrareis aglomeraciones porque este paseo es muy, pero que muy, poco conocido.

Esta ruta incluye:

Salida

Esta excursión la comenzaremos al pie de la Royal Mile, que es donde nos encontramos con el Palacio de Holyrood y el Nuevo Parlamento.

Desde allí se puede avistar la famosa colina de Arthur’s Seat. En este paseo no vamos a incluir la subida a Arthur’s Seat, sino que nos quedaremos por abajo.

Seguimos el camino en dirección a la colina y continuamos por la izquierda, en lugar de seguir la carretera nos metemos en el carril de peatones.

Lago St Margaret 

Al seguir el camino en menos de 5 minutos ya nos habremos encontrado con nuestra primera parada: el bonito lago de St Margaret.

Lago St Margaret con cisnes
Cisnes en lago St Margaret

Podemos ver los cisnes y entretenernos con ellos (¡no les deis de comer que pone que está prohibido!).

Lago St Margaret Edimburgo
Lago St Margaret con ruinas al fondo

Además, en este lago incluso tenemos la opción de dar un rodeo para llegar a lo alto de las ruinas que vemos a lo lejos, las ruinas de la capilla St Anthony’s. Estos restos son el único edificio que nos encontraremos en el enorme parque de Holyrood.

Continuamos caminando, tendremos que seguir recto y posteriormente girar a la derecha en la zona a la que los coches no pueden acceder. El camino se llama Queen’s Dr.

Continuando por este sendero podemos disfrutar de las vistas que hay hacia el puerto de Edimburgo, y sentirnos de lleno en la naturaleza.

Dunsapie Loch

Poco a poco vamos subiendo el camino, que se hace cada vez más empinado. Tras unos 15-20 minutos paseando,  llegaremos a nuestra segunda parada.

También en este caso, el segundo lago: Dunsapie Loch.

Lago Dunsapie Edimburgo
Lago Dunsapie

Podremos ver cisnes una vez más, y nos acompañará el sabor de haber dejado atrás el área urbana. Nos rodean algunos de los volcanes extintos de Edimburgo.

Para los que necesiten coger un poco de aire, esta sería una buena parada.

Y siguiendo la ruta observamos desde las alturas un tercer lago que se avista a lo lejos, que es justamente hacia donde nos dirigimos.

Bajamos las escaleras y alcanzamos nuestra tercera parada, un lago bastante más grande que el anterior.

Duddingston Loch

El lago de Duddingston es enorme, y patos y cisnes campan a sus anchas por la orilla tranquilamente ante la mirada de los ocasionales turistas y visitantes.

Lago Duddingston Edimburgo
Lago Duddingston

Lago Duddingston

Una vez hayamos visto el lago, podemos pasear  por su alrededor para encontrarnos con el precioso jardín secreto que esconde: el Dr Neils Garden.

Jardin secreto Dr Neils

Jardin secreto Dr Neils
Jardín japonés del Dr Neil

Ya llevaremos más de media hora de recorrido, y esperamos que se os haya abierto el apetito para entonces.

Dejamos la naturaleza para dirigirnos al barrio de Duddingston, en otra época,  independiente de Edimburgo.

Retrocedemos hasta las mismas escaleras que bajamos anteriormente. Recomendamos fijarse en detalles como las farolas.  Tienen una corona para indicar y recordar que entramos en una zona que pertenece a la realeza.

Por suerte para nosotros, la zona está abierta al público.

Comer en el pub más antiguo del país

Recorremos el bonito callejón y llegamos al lugar donde comeremos  (o tomaremos algo para los que no tengáis hambre): El Sheep Heid Inn. Es el pub más antiguo de todo el país, toda una institución para los locales.

El Sheep Heid Inn afirma existir desde el siglo XIV. Lamentablemente no cuenta con una licencia que lo pueda demostrar oficialmente.

Pub más antiguo de Escocia
El Sheep Heid Inn, el pub más antiguo de Escocia

Sin embargo,  hay antiguos documentos que indicarían que aquí paró Bonnie Prince Charlie, en plena revuelta jacobita, para refrescar el gaznate.

También hay pruebas que demuestran que la mismísima reina Victoria se tomó algo en este pub.

El menú para comer, lejos de lo que podría cobrar un lugar como éste, no es nada caro. Podéis reservar a través de su página web.

Aunque tampoco vamos a engañarnos, la comida no es de estrellas Michelin. Sin embargo, por increíble que parezca,  ¡el Sheep Heid Inn sigue siendo del gusto de la monarquía!

Aunque parezca increíble, la reina Isabel estuvo comiendo en el pub de forma pública mientras había otros comensales.

Esto es un hecho casi único ya que normalmente la reina Isabel acostumbra  disfrutar de reservados en lujosos hoteles y restaurantes

Después de comer podemos tomar un coctel, y si el tiempo acompaña ,relajarnos en su bonita terraza (o beergarden, como lo llamamos aquí).

Y aunque sea solo para echar un vistazo, no dejéis de visitar la bolera que tiene el pub. Es de época victoriana, y  está activa hoy en día, ¡obligatorio ir a verla!

Bolera victoriana Edimburgo
Bolera de época victoriana

(Opcional) Pueblo de Duddingston y alrededores 

Por sí hay alguien que se haya quedado con ganas de más aventura, el pueblo, aunque pequeño, tiene su encanto.

Se puede pasear por el cementerio de Duddingston y ver los preciosos jardines de las casas del barrio.

Pueblo de Duddingstone

Para nosotros esta ruta suele ser suficiente. Si se, podemos seguir descubriendo joyas de Edimburgo yendo hacia el sur.

A media hora caminando del pub Sheep Heid Inn se encuentra el Castillo de Craigmillar.

Aunque el Castillo de Edimburgo es el que acapara todo el protagonismo, este otro es uno de los mejores conservados de toda Escocia.

Volver a la Royal Mile

Ahora,  para bajar la comida solo nos queda volver a dónde estábamos al principio, así que retrocederemos hacia el tercer lago.

Desde aquí, seguiremos el camino,  y bordeando Holyrood Park, nos encontraremos de nuevo en la base de Arthur’ s Seat.

Quizás nos desubiquemos un poco, pero en el fondo estaríamos haciendo un círculo para volver al principio de la ruta.

Esperemos que hayáis disfrutado del paseo, y sí queréis contar vuestra experiencia  o tenéis alguna duda podéis comentar aquí abajo.

Author

Bilbaíno de nacimiento, pero escocés por adopción. Soy un apasionado de la Historia en general y de Escocia en particular, Ahora tengo la suerte de poder dedicarme a contarla en Edimburgo como guía turístico, en mi propia empresa :)

Write A Comment